¿Se olvidó de mí? – 1

¿Se olvidó de mí? – 1

¿Alguna vez has sentido que Dios se ha olvidado de ti? ¿Te estás adentrando en tiempos difíciles y piensas que a Dios no le importa?

Algo similar le sucedió a Asaf en el Salmo 77 en el cual se pregunta: “¿Me rechazará el Señor para siempre? ¿Dejaré de ver su favor indefinidamente? ¿Se habrá desvanecido su amor eternamente? ¿Habrá fallado a su promesa para siempre? ¿Se habrá olvidado Dios de ser misericordioso? ¿Habrá entrado en enojo y contenido su compasión?”

Todos hemos vivido tiempos en nuestra vida donde los cielos parecen estar cerrados y es difícil encontrar el sentido de la presencia de Dios en nuestras vidas.

Los tiempos difíciles tienen un impacto en nosotros. Nuestro razonamiento nos dice que si le importara a Dios, no estaríamos pasando por esto. Y precisamente, Asaf puso nuestros sentimientos en palabras ¿no es así?; es por eso que amo los Salmos de Asaf. Él expresa sus dudas y confusiones sobre el amoroso cuidado de Dios, pero, nunca se queda allí; inmediatamente regresa a lo que conoce acerca de la verdad de Dios. Intencionalmente cambia sus patrones de pensamiento y se fuerza a sí mismo a recitar lo que sabe que es verdad.

Tras su honestidad y fervientes expresiones de duda acerca del cuidado de Dios, justo en los talones de esas palabras de confusión y lamento, dice: “Recordaré las obras del Señor. Sí, recordaré todas tus maravillas. Pensaré en tus acciones y meditaré en tus obras maravillosas”. Esas palabras llevadas a acciones son las que necesitas resaltar. Él no dice: Cuando nuevamente sienta la presencia de Dios, entonces, ahí recordaré las obras del Señor. No, a pesar de sus sentimientos dice, ¡lo haré! Asaf dijo que lo haría en el momento que fuera necesario, incluso si estaba en una situación difícil.

Si no puedes ver el cuidado y amor de Dios hacia ti en estos momentos, esto es lo que debes hacer: Recita en voz alta quien es Dios. Asaf decía: “tus caminos oh Dios son santos, ¿Qué Dios hay tan grandioso como nuestro Dios? Eres el Dios que hace maravillas”. Él apartó sus dudas, para recordar quien es Dios y las maravillas que hace.

Si te encuentras hoy en ese difícil lugar, ve simplemente al Salmo 77 y has para ti la oración de Asaf. Ese es el inicio de la victoria sobre tus dudas, temores y desánimos.

Encuentra los devocionales originales en inglés en: https://christianworkingwoman.org/ The Christian Working Woman.org. Y escúchalos todos los días en: www.supresenciaradio.com

Por | 2018-04-28T16:04:18+00:00 Abril 28th, 2018|Categorías: The Christian Working Woman en español|Sin comentarios

About the autor: