¿Se olvidó de mí? – 2

¿Se olvidó de mí? – 2

Esta semana estamos dándole un pequeño vistazo al Salmo 77. Es un salmo hecho por Asaf, y empieza con un corazón sentido que clama a Dios con lamentos de desesperación y confusión. En el verso 3 dice: “Te recuerdo Dios y gimo. Oré y mi espíritu desfalleció”. Cuando lees esas palabras dices: ¿De verdad Asaf, gimes al recordar a Dios?

Pero así como ya lo habíamos dicho en el anterior devocional https://wp.me/p9s3lC-3k7, después de derramar su dolor ante Él, habla de cómo vuelve su fuerza al recordar quién es Dios, y cómo ha podido verlo a través de diferentes situaciones difíciles. ¿Es ahí dónde te encuentras hoy? ¿Estás en desesperación y confundido en cuanto a lo que Dios está haciendo en tu vida? ¿Listo para tirar la toalla? ¿Estás gimiendo al recordar a Dios? Esto nos pasa a todos a lo largo de nuestro viaje por este mundo. Somos gente imperfecta viviendo en un mundo caído. Y la vida puede ser ruda algunas veces. Esta es tan solo una manera de decirlo.

Quiero animarte hoy por medio del Salmo 77. Permíteme mostrarte los versículos del  18 al 20.

18 Tu estruendo retumbó en el torbellino

   y tus relámpagos iluminaron el mundo;

   la tierra se estremeció con temblores.

19 Te abriste camino en el mar;

   te hiciste paso entre las muchas aguas,

   y no se hallaron tus huellas.

20 Por medio de Moisés y de Aarón

   guiaste como un rebaño a tu pueblo. (NVI)

Asaf recordó como en el pasado Dios había liberado a su pueblo de toda clase de situaciones desesperadas. Aunque Asaf lo recordó como huellas que ya no eran visibles.

Quiero animarte a que veas las invisibles huellas de Dios en tu vida. ¿Cuántas veces ha estado él ahí y no lo has visto? Aún sin sentirlo cuando te sentiste solo y abandonado. Cuando quisiste renunciar y salir corriendo, las huellas de sus pasos estuvieron ahí en tu vida. Invisibles y al parecer pasadas por alto, sin ser reconocidas, pero estuvieron allí ni más ni menos. ¿Por qué ahora dudas de su presencia? Él está repleto de amor por ti. ¿Es acaso porque no has visto sus huellas? O ¿porque no lo viste actuando de la manera que esperabas? El itinerario de Dios no es el tuyo en esos tiempos en los que nuestra fe es puesta a prueba.

Job responde de esta manera: “Pero él sabe la manera en que lo tomo cuando me prueba, yo saldré adelante y puro como el oro”.

¿Puedes creer esta verdad hoy? ¿Puedes creer que Dios te sacará adelante como el oro, incluso si las huellas de sus pasos son vistas o no?. Él sabe exactamente lo que eres, lo que te está pasando y no te ha abandonado. Él es el siempre nuestro buen y confiable Dios.

Encuentra los devocionales originales en inglés en: https://christianworkingwoman.org/ The Christian Working Woman.org. Y escúchalos todos los días en: www.supresenciaradio.com

Por | 2018-05-05T16:13:07+00:00 Mayo 5th, 2018|Categorías: The Christian Working Woman en español|Sin comentarios

About the autor: