Orando en todo tiempo – 2

Orando en todo tiempo – 2

¿Cuál es la mejor forma y la hora más apropiada para orar? La Biblia dice que debemos orar en todo momento y con toda clase de oración. También nos anima a orar continuamente y sin descanso.

Seguramente estarás pensando: ¿Cómo puede alguien orar todo el tiempo sin parar? Eso suena imposible ¿Cierto? Pues eso es verdad si piensas que debes conservar cierta postura o decir ciertas palabras.

En un viaje reciente a Ruanda, África, Mary Lowman habló con varias mujeres y las animó a orar con los ojos bien abiertos y a mantener una conversación continua con Dios durante todo el día. Al día siguiente una mujer dio un testimonio donde decía que siempre había pensado que tenía que estar en la Iglesia para poder orar. Ella no sabía que podía orar en cualquier momento y de cualquier forma. Dijo: “Ahora sé que puedo orar cuando esté trabajando, cuando esté caminando o cuando esté haciendo cualquier otra cosa”.  Estaba muy feliz de contar con la libertad de orar en todo momento.

Como ya lo mencionamos, tradicionalmente cerramos nuestros ojos e inclinamos nuestro rostro para orar, pero no hay ley bíblica que indique esto. De hecho, no encontrarás ninguna referencia sobre cerrar los ojos. Ahora, hay buenas razones para hacerlo en ciertos momentos pero no es un requisito. Entonces, orar en todo momento y orar continuamente, no es imposible si puedes orar en cualquier posición, y en cualquier lugar.

¿Estarías de acuerdo con esto? ¿Puedes considerarlo? Si la oración se condicionara por ciertas posturas y lugares, nuestro tiempo de oración sería muy limitado. Pero si podemos orar con los ojos abiertos, en silencio o verbalmente, en cualquier lugar o en cualquier momento, es mucho más probable que podamos ampliar nuestra vida de oración y pasar mucho más tiempo en la presencia de Dios. Solo debemos desarrollar una nueva actitud hacia la oración y determinarnos mantener una conversación fluida con Él durante todo el día, al estar de pie, al sentarnos, al manejar, al trabajar, al correr o lo que sea.

Queremos animarte a que practiques orar con los ojos bien abiertos, en cada momento. Solo habla con Dios durante todo tu día. A veces tus oraciones serán en silencio, y a veces serán en voz alta, pero aprenderás que tu respuesta automática ante cualquier situación será una oración. Solo habla con Jesús acerca del tema.

Encuentra los devocionales originales en inglés en: https://christianworkingwoman.org/ The Christian Working Woman.org. Y escúchalos todos los días en: www.supresenciaradio.com  

 

Por | 2018-03-24T12:47:31+00:00 Marzo 24th, 2018|Categorías: The Christian Working Woman en español|Sin comentarios

About the autor: